domingo, 17 de mayo de 2015

O regálame al Hudson.

Ya que me he convertido de mala manera,
en un cuerpo hecho trizas;
un alma robada y vendida por
dos míseras monedas;
un cansacio y un pensamiento vacío de toda humanidad; 
unos pulmones de ceniza;    
ya que me he convertido de mala manera    
en este títere de la apatía;
regálame un orgasmo
y un disparo en el cráneo,
porque no hay mayor futuro    
para mi ser frágil
que ser un infeliz del pasado.